Narrativa

En pocas palabras

En pocas palabras

Mayo 13, 2022 / Por Márcia Batista Ramos

Eslabones de la cadena

Sara Coca (España)

Cuando nació era igual que su padre. De niño pasó a tener los ojos de su madre y, en la adolescencia, el carácter taciturno de su abuelo paterno. Ahora, a sus ochenta años, ha descubierto los papeles de su adopción y, desolado por la noticia, quiere dejar de comer, justo como hizo su tío materno cuando llegó a su misma edad.

Patriota contemporáneo

Mónica Cazón (Argentina)

Señor Juez, necesito explicarle: me casé por un acto fallido. Seguí adelante con ese matrimonio gracias a un acto de valentía y me divorcio en un acto de defensa propia. ¿Podría usted firmar sin demora el acta de mi independencia?

Mudez

Angélica Villalba Cárdenas (Colombia)

El virus le quemó la garganta hasta volverla cenizas. En ese instante, un ave fénix nació de las páginas en blanco.

Para disfrutar

Karla Barajas (México)

La acompañé a su departamento. Esperé a que encendiera el fuego de la chimenea y de un horno viejo. Bebí del vino tinto que dejó caer en mis labios, le toqué el rostro. Colocó su nariz sobre mis manos y aspiró mi aroma como si quisiera retener mi humor. Sentí sus gruesos labios y su lengua en mi cuello. Sus dientes presionando mi carne me hicieron gemir. Me quitó la ropa, ungió aceite de cocina por mi cuerpo. Me dijo: “¡Voy a comerte enterito!” Y de no ser por el dolor que me produjo una mordida en la entrepierna, habría dejado que la caníbal cumpliera su ofrecimiento.

Continuidad

Claudia Sánchez (Argentina)

Todo había sido cuidadosamente planeado, pero ahora dudaba. Efectivamente, los perros no ladraban y la luz encendida le indicaba que él se encontraba leyendo su novela en el sillón verde del salón principal. Pensó que aún no habría llegado al capítulo final. Estaba a tiempo. Arrojó lejos el puñal y se encaminó hacia la puerta. Lo resolverían como caballeros. Después de todo, odiaba las novelas con finales violentos.

 

Márcia Batista Ramos

Nació en Brasil, en el Estado de Rio Grande do Sul, en mayo de 1964. Es licenciada en Filosofía por la Universidade Federal de Santa María (UFSM)- RS, Brasil. Radica en Bolivia, en la ciudad de Oruro. Es gestora cultural, escritora y crítica literaria. Editora en Conexión Norte Sur Magazzín Internacional, España. Columnista en la Revista Inmediaciones, La Paz, Bolivia y columnista del Periódico Binacional Exilio, Puebla, México, Mandeinleon Magazine, España, Archivo.e-consulta.com, México, Revista Barbante, Brasil, El Mono Gramático, Uruguay. Además, es colaboradora ocasional en revistas culturales en catorce países (Rumania, Bolivia, México, Colombia, Honduras, Argentina, El Salvador, España, Chile, Brasil, Perú, Costa Rica, USA, China, Nepal, Uzbekistán, Paquistán, Arabia Saudita). Publicó: Mi Ángel y Yo (Cuento, 2009); La Muñeca Dolly (Novela, 2010); Consideraciones sobre la vida y los cuernos (Ensayo, 2010); Patty Barrón De Flores: La Mujer Chuquisaqueña Progresista del Siglo XX (Esbozo Biográfico, 2011); Tengo Prisa Por Vivir (Novela Juvenil, 2011 y 2020); Escala de Grises – Primer Movimiento (Crónicas, 2015); Dueto (Drama, 2020); Rostros del Maltrato en Nuestra Sociedad –Violencia Contra la Mujer. (Ensayo, 2020); Universo Instantáneo (Microficción, 2020).

Márcia Batista Ramos
Anna

Julio 01, 2022 / Por Fernando Percino

De la Física a la Historia de la Ciencia y la Astronomía

Julio 01, 2022 / Por Alejandro Hernández Daniel

En pocas palabras

Julio 01, 2022 / Por Márcia Batista Ramos

La OTAN ante la guerra Rusia-Ucrania

Julio 01, 2022 / Por Ismael Ledesma Mateos

La sexualidad y su diversidad

Junio 28, 2022 / Por Antonio Bello Quiroz

Desde las aguas del Guaíba

Junio 28, 2022 / Por Amalia Cordero

Cancún, más allá del turismo

Junio 24, 2022 / Por Rocío Mendoza

Furiosa

Junio 24, 2022 / Por Fernando Percino