De color humano

Instrucciones para no seguir

Instrucciones para no seguir

Noviembre 05, 2021 / Por Eliana Soza Martínez

fizcaeliana@gmail.com

 

Seguro que la mayoría de ustedes leyó en revistas o vio en Internet diferentes tipos de instrucciones en diez pasos para conseguir el éxito, dibujar animales, diseñar presentaciones, crear narraciones digitales y así podríamos continuar llenando la página. ¿Pero se imaginan este título: “Cómo quebrar a una niña en diez pasos”? Cuando lo leí en un post de Kiki Suarez, psicoterapeuta alemana que reside en Chiapas, México, me impresionó. Tenía la siguiente introducción: “Esta es una lista de diez pasos de cómo quebrar a una niña para toda su vida de mujer. Me lo mandó una amiga virtual de Pakistán, Rhabab Khan. Yo lo traduje del inglés, aunque venga de tan lejos, ¿te parece familiar?” Fue suficiente para llamar mi atención y leerlo con curiosidad y cómo ella misma propone encontrar tanta realidad en estas letras lejanas. Resumiré y comentaré cada uno de los puntos.

Haz que ella se dé cuenta de que desde el momento de su nacimiento es una carga. En diferentes culturas, incluida la boliviana, las familias esperan un hijo varón como el primogénito y en general. En el área rural, porque significa dos manos más para trabajar el campo; y en cualquier parte de las ciudades, como la continuación del apellido. Por tanto, comentarios y acciones dentro de la familia le demuestran que ser mujer es una carga en el hogar y por eso todos lo resienten.

Pídele ayudar más en casa mientras que su hermano no hace nada. Cuántas veces hemos visto que solo las niñas ayudan en los quehaceres del hogar porque los niños deben estudiar, en el mejor de los casos, o trabajar, en el peor. El mensaje es claro: el papel divino de la mujer es SER CUIDADORA y haciendo eso toda su vida se interiorizará al punto de creerlo una verdad.

Si una niña muestra interés en los deportes, llámala “masculina”. En Bolivia les dirían “marimachu”. Hasta hace algunos años no había mujeres estudiando ingenierías, por ejemplo. Aunque ahora vemos en las calles señoras albañiles y haciendo otras actividades que estaban monopolizadas por los hombres, todavía son mal vistas por algunas personas.

¡Nunca celebres sus logros académicos u otros! ¡Pero informa a todo el mundo cuando le llegue su primera menstruación! A pesar de que el número de mujeres estudiantes en las universidades ha subido en las últimas décadas, todavía hay un gran porcentaje de niñas que dejan la escuela para casarse, trabajar, debido esto también a los embarazos en la adolescencia. Cuánto cuesta aún el equilibrio de oportunidades de estudio para las jóvenes.

¡Critica cada aspecto de su físico, en privado y también en público! ¡Búrlate de su torpeza y ríete cuando la abuela hace comentarios sobre su piel oscura! En Bolivia todavía ser morena es sinónimo de vergüenza, por eso desde pequeñas buscamos blanquearla. Pero no solo la tez, sino cualquier defecto que tengamos, si todo el tiempo lo están comentando, destruyen nuestro amor propio y nos dejan vacías.

¡Dile que ajuste sus sueños a LA VIDA EN FAMILIA! ¿Cuántas mujeres en todo el mundo creen que la única forma de realizarse es ser madre y casarse? Lamentablemente muchas todavía. Está interiorizado también que si tienes hijos tus metas ya no importan, primero están los pequeños, el trabajo del marido; y eso significa convertirse en ama de casa sin interesar si has estudiado o tienes ambiciones profesionales.

Recuérdale que una mujer viene con vencimiento y, si se pasa, ¡acabará en el monte de basura de las mujeres solteronas! Podemos pensar que esto ya no ocurre, pero hace poco una amiga me dijo estar muy mal, ya que terminó con el novio y su preocupación era porque le hizo perder el tiempo. Ahí me di cuenta de que todavía creemos que tenemos fecha de expiración y que a cierta edad ya nadie nos amará. Como si solo el matrimonio salvara de la soledad.

¡Enséñale bien que lo que necesita el hombre en su vida es mucho más importante que sus propias necesidades! Las mujeres que lograron casarse, deben sentirse afortunadas a pesar de que sufran violencia, infidelidades o que simplemente son vistas como empleadas y las que crían a los hijos, mientras el esposo lucha por sueños profesionales.

¡Presiónala si no da luz a un bebé durante el primer año de su matrimonio! ¡Háblale del Reloj Biológico y de que ser madre va a llevarla a la plenitud! ¡Hazla sentirse culpable por no dar nietos a sus padres y suegros! ¡Chantajéala con eso!

¡No prestes atención a lo que ella desea realizar en su vida! Si actúa fuera de lo esperado: ¡Cuestiona su feminidad! ¡Cada vez que se prepara para saltar un obstáculo, ponle otro enfrente!

Aunque parece un listado de instrucciones, espero que nos sirva para poder analizar qué estamos haciendo mal todavía. Si eres mujer, si viviste algo así, te invito a reflexionar cómo afecta en tus decisiones. Lo más importante es que desarrollemos el amor propio en nosotras mismas y en las niñas que están alrededor, esa seguridad de que merecemos ser felices sobre todas las cosas y que nada ni nadie puede dirigir nuestra vida.

 

Eliana Soza Martínez

Eliana Soza Martínez (Potosí, Bolivia) Autora de Seres sin Sombra (2018). 2da. Edición (2020) Ed. Electrodependiente, Bolivia. Junto a Ramiro Jordán libro de microficción y poesía: Encuentros/Desencuentros (2019). Antología Iberoamericana de Microcuento (2017), compilador Carvalho; Escritoras bolivianas contemporáneas (2019) compiladoras: Caballero, Decker y Batista, Ed. Kipus. Bestiarios (2019), Ed. Sherezade, Chile. El día que regresamos: Reportes futuros después de la pandemia (2020), Ed. Pandemonium, Perú. Brevirus, (2020), Brevilla, Chile. Pequeficciones: piñata de historias mínimas (2020) Parafernalia, Nicaragua. Historias Mínimas (2020), Dendro Editorial, Perú. Microbios, antología de los Minificcionistas Pandémicos (2020), Dendro Editorial, Perú. Caspa de Ángel: cuentos, crónicas y testimonios del narcotráfico, Carvalho y Batista. Umbrales, Antología de ciencia ficción Latinoamericana (2020), Ediciones FUNDAJAU, Venezuela. https://www.facebook.com/letrasenrojo Instagram: @Eliana.Soza https://www.youtube.com/channel/UCJC8RtYxDvq0JVrb2ZIioeg

Eliana Soza Martínez
Redoble por Scorza: Rancas, un eco incómodo

Noviembre 26, 2021 / Por Hugo Ernesto Hernández Carrasco

En pocas palabras

Noviembre 26, 2021 / Por Márcia Batista Ramos

Enseñar historia de la ciencia

Noviembre 26, 2021 / Por Ismael Ledesma Mateos

Orfandad: el dolor del desamparo

Noviembre 23, 2021 / Por Antonio Bello Quiroz

Latinoamérica, literatura, género e ideología en el siglo XXI

Noviembre 23, 2021 / Por Márcia Batista Ramos

El éxito y el fracaso

Noviembre 23, 2021 / Por María Teresa Andruetto

En pocas palabras

Noviembre 19, 2021 / Por Márcia Batista Ramos

¿Por qué consumir arte es importante?

Noviembre 19, 2021 / Por Eliana Soza Martínez