De color humano

Sobre la importancia de escribir correctamente

Sobre la importancia de escribir correctamente

Junio 18, 2021 / Por Eliana Soza Martínez

fizcaeliana@gmail.com

 

¿No les ha pasado que, navegando por las redes sociales, se topan con mensajes, publicaciones, comentarios y otras comunicaciones que debido a la manera en que están escritas no se las entiende bien? ¿O al enviar un correo, el destinatario no termina de entender lo que ustedes quisieron decir?

Es cuando tendríamos que ponernos a pensar en la importancia de escribir de forma correcta. Lamentablemente, parece que esta preocupación ha dejado de existir, pues la mayoría de las personas —y más ahora con los medios tecnológicos y excusándose en el poco tiempo que uno tiene—escriben a medias las palabras o las abrevian así: “xke” (porque), “tkm” (te quiero mucho), xfavor (por favor) y otros.

También el uso de insultos y palabras soeces en las conversaciones se ha hecho común, lo que habla del escaso vocabulario que tiene una persona. Al final, las palabras son reemplazadas por “emoticons”, íconos de caras, objetos o manos en diferentes posiciones. Por lo anterior se puede concluir que, de un tiempo a esta parte, usamos muchas menos palabras que antes en todo tipo de comunicación.

Entonces, en vez de que cada día el vocabulario personal vaya creciendo —es decir, incorporemos palabras nuevas a nuestro léxico—, más bien va en decadencia. Este fenómeno afecta a todos los ámbitos de la vida, seamos estudiantes, profesionales, amas de casa, dueños de un negocio, obreros, etcétera. La comunicación escrita es parte de la cotidianeidad. Si no sabemos escribir bien pasaremos vergüenza, pues al cometer errores ortográficos o no ser capaces de hilar los propios pensamientos en oraciones y párrafos claros, demostramos una personalidad bastante descuidada.

Por ejemplo, un estudiante que no logra redactar el informe final de un trabajo de investigación no podrá copiar y pegar lo que encuentre en el Internet todo el tiempo. Sus notas repercutirán debido a su incapacidad de redactar de manera clara. Un profesional que trabaja en una oficina tendrá, en algún momento, que entregar documentación: una carta para solicitar vacaciones, un aumento, etc. Una ama de casa que tiene que ayudar a sus hijos a hacer las tareas, ¿qué podrá enseñar a sus pequeños si ella misma no sabe escribir bien? De la misma forma, un dueño de un negocio, para realizar diferentes trámites, promover a través de la publicidad, estar en contacto con sus potenciales consumidores, necesita un uso correcto de las palabras en la comunicación escrita.

Muchos dirán que la tecnología puede reemplazar esta habilidad. No es tan cierto, pues incluso los correctores y diccionarios que nos ofrecen softwares como Word no son infalibles y muchas veces no reconocen las conjugaciones verbales que deseamos usar. Por tanto, una solución más sencilla es aprender a escribir bien, lo que no es imposible. Para ello, dos aspectos son fundamentales: leer y practicar escribiendo.

La primera actividad, además de aumentar nuestro vocabulario, desarrolla la imaginación, nos relaja, nos hace conocer otras formas de pensar; en síntesis abre la mente. La segunda podemos practicarla, por ejemplo, empezando un diario —que muchos profesionales en psicología sugieren a manera de terapia, ya que a través de las palabras se puede exteriorizar los problemas y tener la capacidad de reflexionarlos desde otra perspectiva—. En esta época de incertidumbre y tensiones ocasionadas por la pandemia, ambas prácticas pueden contribuir a nuestra salud mental.

Por tanto, la importancia de escribir adecuadamente es una cualidad que se constituye en una carta de presentación de una persona educada; que se comunica con propiedad en el envío de correspondencia profesional física y virtual, y en una infinidad de situaciones. En definitiva, su aprendizaje es factible, a pesar de que seamos adultos, pues la lectura y la escritura pueden empezarse ahora mismo.

Como una amante de las palabras y apasionada del lenguaje, los insto a escribir sus pensamientos, sus preocupaciones, sus sueños. Es posible que lo empiecen a disfrutar y que pronto estén contando su propia historia u otras que nazcan de su imaginación. Quizás, la poesía pase por sus letras y llenen de belleza el mundo, que mucha falta le hace.

 

Eliana Soza Martínez

Eliana Soza Martínez (Potosí, Bolivia) Autora de Seres sin Sombra (2018). 2da. Edición (2020) Ed. Electrodependiente, Bolivia. Junto a Ramiro Jordán libro de microficción y poesía: Encuentros/Desencuentros (2019). Antología Iberoamericana de Microcuento (2017), compilador Carvalho; Escritoras bolivianas contemporáneas (2019) compiladoras: Caballero, Decker y Batista, Ed. Kipus. Bestiarios (2019), Ed. Sherezade, Chile. El día que regresamos: Reportes futuros después de la pandemia (2020), Ed. Pandemonium, Perú. Brevirus, (2020), Brevilla, Chile. Pequeficciones: piñata de historias mínimas (2020) Parafernalia, Nicaragua. Historias Mínimas (2020), Dendro Editorial, Perú. Microbios, antología de los Minificcionistas Pandémicos (2020), Dendro Editorial, Perú. Caspa de Ángel: cuentos, crónicas y testimonios del narcotráfico, Carvalho y Batista. Umbrales, Antología de ciencia ficción Latinoamericana (2020), Ediciones FUNDAJAU, Venezuela. https://www.facebook.com/letrasenrojo Instagram: @Eliana.Soza https://www.youtube.com/channel/UCJC8RtYxDvq0JVrb2ZIioeg

Eliana Soza Martínez
Un fantasma bien presente: el trastorno del espectro autista

Julio 23, 2021 / Por Kasandra García Hernández

En pocas palabras

Julio 23, 2021 / Por Márcia Batista Ramos

Aldabada para una conciencia ambiental

Julio 23, 2021 / Por Gabriela Quintana Ayala

Burocracia y control corporal

Julio 23, 2021 / Por Ismael Ledesma Mateos

Llorar la muerte, vivir la vida: el duelo de Roland Barthes

Julio 20, 2021 / Por Antonio Bello Quiroz

¿Qué es el carbono y por qué es de colores?

Julio 20, 2021 / Por SiuLing Cinco Castro

Entendiendo lo que es la humildad

Julio 20, 2021 / Por Eliana Soza Martínez