Narrativa

En pocas palabras

En pocas palabras

Marzo 22, 2024 / Por Márcia Batista Ramos

Tercer acto

Gabriel Ramos (México)

En la maleta, media hora después de que terminó el espectáculo, el muñeco del ventrílocuo seguía burlándose del público.

 

Sed

Nana Rodríguez Romero (Colombia)

Si para Platón el tiempo es una imagen en movimiento de la eternidad y Carlos Argentino tiene un aleph en el baúl de su casa, ¿qué hago yo bebiendo el tiempo inútilmente hasta morirme de infinito?

 

Ojos que no ven

Estéfani Huiza Fernández (Bolivia)

El cerrojo de la puerta que daba a la felicidad quedó ciego. Desde ese día nadie se atrevió a mirar por la cerradura. Entonces vos y yo, en algún universo, por fin vencimos al tiempo y al espacio: pudimos vernos.

 

Confusión

Carmen Nani (Argentina)

Caminaba asustada. Era noche cerrada y no se veía ni la sombra de un alma en la calle. Por eso cuando vio que una la seguía, sacó la lima de las uñas que tenía en la cartera y se la clavó sin piedad en medio de la cara. No entendió por qué la que sangraba era ella.

 

Hacia el lugar donde se oculta el día

Manuela Vicente Fernández (España)

Recuerdo las casettes con los éxitos de Duncan Dhu, las tardes de verano en el cine América y el sabor de su piel. Sobre todas las cosas, sigo recordando, sigo sintiendo en la boca el sabor agridulce de su piel. Elva era como una noche clara de verano, como ese trago de café con su nube de leche. Amarga y dulce. Limón y azúcar. La vida se nos atrancó en medio adoptando la ira de sus padres y de los míos. Enemigos sin posibilidad de reconciliación. Mi padre era el amo y su madre la criada mestiza. Nuestro amor era una aberración a los ojos de todos. No volví a verla ni a saber en qué jardín arribaron sus pies. Hice caso a mis padres y me casé con una buena chica, pero no sabría decir, ni siquiera ahora, después de cincuenta años de matrimonio, a qué sabe su piel.

Márcia Batista Ramos

Nació en Brasil, en el Estado de Rio Grande do Sul, en mayo de 1964. Es licenciada en Filosofía por la Universidade Federal de Santa María (UFSM)- RS, Brasil. Radica en Bolivia, en la ciudad de Oruro. Es gestora cultural, escritora y crítica literaria. Editora en Conexión Norte Sur Magazzín Internacional, España. Columnista en la Revista Inmediaciones, La Paz, Bolivia y columnista del Periódico Binacional Exilio, Puebla, México, Mandeinleon Magazine, España, Archivo.e-consulta.com, México, Revista Barbante, Brasil, El Mono Gramático, Uruguay. Además, es colaboradora ocasional en revistas culturales en catorce países (Rumania, Bolivia, México, Colombia, Honduras, Argentina, El Salvador, España, Chile, Brasil, Perú, Costa Rica, USA, China, Nepal, Uzbekistán, Paquistán, Arabia Saudita). Publicó: Mi Ángel y Yo (Cuento, 2009); La Muñeca Dolly (Novela, 2010); Consideraciones sobre la vida y los cuernos (Ensayo, 2010); Patty Barrón De Flores: La Mujer Chuquisaqueña Progresista del Siglo XX (Esbozo Biográfico, 2011); Tengo Prisa Por Vivir (Novela Juvenil, 2011 y 2020); Escala de Grises – Primer Movimiento (Crónicas, 2015); Dueto (Drama, 2020); Rostros del Maltrato en Nuestra Sociedad –Violencia Contra la Mujer. (Ensayo, 2020); Universo Instantáneo (Microficción, 2020).

Márcia Batista Ramos
En pocas palabras

Mayo 24, 2024 / Por Márcia Batista Ramos

Titubeos

Mayo 21, 2024 / Por Márcia Batista Ramos

El silencio escalera (y otro poema)

Mayo 21, 2024 / Por Marlene Socorro Herrera Huerta

En pocas palabras

Mayo 17, 2024 / Por Márcia Batista Ramos

Adiós a un poeta que cuenta historias

Mayo 14, 2024 / Por Márcia Batista Ramos

Diarrea emocional

Mayo 14, 2024 / Por Damián Cruz González

En pocas palabras

Mayo 10, 2024 / Por Márcia Batista Ramos